Carta a Martín

Lo único que puedo hacer en este momento es liberar mis palabras en el aire para que dejen de ser prisioneras en mi corazón, voy a desatar mi amor para que vaya volando junto a Martín.Todos mis íntimos secretos y mis puros sentimientos están plasmados en este papel que ahora dejo en compañía del cielo.

Sus ojos son una maldición, la luz que se desprende de su cuerpo me quema. Su sincera sonrisa extrañamente me hace sentir viva. Y el pálpito de su corazón me hace sentir infinita. Su voz es la música que amo, su olor es mi diaria felicidad. Sus pies húmedos de sueños y agua despiertan mi curiosidad, despiertan mis ganas de entrar en su mente y descubrirla. Despierta mi desesperación por desnudar su corazón. Pero más que todo, usted despierta mis ganas de vivir. Así que por favor no me dañe, no me dañe el corazón. Salga de mi mente y déjeme pensar. Salga de mi alma, pero vuelva por favor. Deme un descanso que no sea para siempre. Deme a penas unos días y regrese, regrese y altere mi corazón como solo usted puede. Le pido un hasta luego mas no un adiós. Le pido que contemple conmigo las estrellas, mas no le pido que me baje una. No sea cobarde, ámeme. Le entregaré lo único que tengo. Mi alma y mi amor. Así que no busque que le entregue el mundo porque puedo ir presa en el cielo. No busque tranquilidad porque usted, valiente entra en mi corazón y le cambia su ritmo. No olvide que soy de papel, no olvide que soy frágil, no me ame si no quiere soñar. No me busque si tiene miedo de encontrarme. Báñeme con sus miedos y prometo borrarlos. Debo admitir que  a veces intento  escapar de mí pero en el intento olvido que para lograrlo primero debo escapar de su amor. Debo escapar de cada palabra, mirada y recuerdo. Dedo escapar de su olor que ya ha quedado impregnado sobre mi piel. Dedo escapar de su tacto, sus besos, sus abrazos.  Debo desdoblarme y quemar mis recuerdos, que ya no son míos sino nuestros. Debo aterrizar mi ser antes que sea engañado por la nube de su corazón. Debo asesinar cruelmente su recuerdo, desterrándolo de mis sueños. Pero…¿Cómo haré eso? Se ha convertido en mi energía y la fuerza de mis días. Llena cada vacío de mi alma con su luz, me da calor cuando el invierno llega con la tristeza y se aprovecha de mi débil cuerpo. Me motiva a seguir amando la vida, me muestra la belleza a la que tristemente le soy ciega. Transforma mis lágrimas en risas, me toma la mano y me da amor. Pero más que todo eso, me da vida. Usted me hace sentir viva.

© 2019 Ximena Mora

  • YouTube
  • Pinterest
  • Instagram