Deshaciendo respuestas

Existen preguntas que afortunadamente no tienen respuesta, y es así como trascienden y se hacen más bellas. Se encuentran merodeando en nuestro ser constantemente en busca de una inexistente explicación.

Ahora vengo a bombardear el lugar con dudas que inundan mi interior. Primer impacto: ¿Cómo puede llegar a perderse un corazón?

Cuando hablo de la pérdida de un corazón no hablo del órgano que bombea sangre a nuestro cuerpo, aquel que se contrae constantemente y tiene un aspecto triste. No, hablo del corazón que contiene cada uno de nuestros sentimientos, y aunque me digan que los sentimientos realmente se encuentran en el cerebro y que desagradablemente los sentimos en el estomago, yo no creo en esas patrañas tan aburridamente verdaderas, prefiero ver mi corazón como dos lágrimas juntas teñidas de rojo cayendo de cabeza, ese es mi corazón, el que almacena mis sentimientos y se congela cuando el dolor se ha hecho insoportable, aquel que perdí y no he logrado encontrar.

Disparo de nuevo, ¿Cómo puede llegar a perderse un corazón?

¿Acaso desaparece en un suspiro? O… ¿tal vez se desvanece por partes?

Puede que se haya roto lentamente y esos pedazos que lo componen estén esperando a ser encontrados en lugares desconocidos.

Segundo impacto: ¿Cómo se aventura una persona en la búsqueda si dentro suyo no existe más que el vacío devorador de ganas de vivir? Aquel que suele robarse la voz y las sonrisas. ¿Con qué fuerzas puede salir a enfrentar los monstruos de la realidad?

¿cómo se levanta cada día una persona que ya no siente los rayos del sol?

¿cómo puede un ser continuar respirando si sus pulmones tristes necesitan de aquellas lágrimas cálidas para abrazar el oxigeno?

¡Se aproxima un disparo con dirección!

¿Cómo puede una persona reconstruirse si ha sido esta la pionera de su destrucción?

Creo que ese disparo logró herirnos, y aún no hay rastro de su respuesta.

Tercer impacto: ¿Qué tarda menos tiempo en reconstruirse, un corazón que ha sido pisoteado por un amor que no pudo ser o un corazón destruido a manos de su portador? Afortunadamente o infortunadamente a mí ninguna persona me rompió el corazón, yo les ahorré el trabajo y lo extirpé junto con todos los sueños que alguna vez me hicieron volar.

Ahora mismo no tengo idea de cómo pueda llegar a sentirse una persona al ver su corazón siendo vapuleado por otro ser humano, creo que el daño es tanto que su corazón genera un escudo impenetrable hasta cierto punto y tiempo, ya que es muy poco probable que pueda vivir con su corazón roto toda la vida. Mis análisis me llevan a concluir que el amor lo puede curar todo, y es este el que nos puede llegar a salvar. Por lo tanto, llegará un punto en la vida del individuo donde experimentará y sentirá amor de nuevo, hasta que su escudo se derrita y pueda permitirse sentir nuevamente sin miedo alguno. Esto no es tan sencillo como se ve, ¿eh? Pero no es imposible, el corazón sana lentamente, poquito a poco, hasta que llega el día en donde parece estar latente y vivo de nuevo.

Por otro lado, desgraciadamente, una persona que se ha roto el corazón a sí misma no puede sanar de la misma forma, ya que no puede llegar a reconstruirlo con un inexistente clon, es imposible.

Así que, ¿cómo puede encontrar su corazón siendo su peor enemigo?

¿cómo puede salvarse si a la vez lo único que tiene en mente es destruirse?

Cuarto impacto: ¿Por qué querría destruirse una persona a sí misma?

Lastimosamente a esta si le encuentro una absurda explicación.

¿Por qué no? Lo único que tenía realmente ya lo perdió, su corazón.

Lo único que verdaderamente tenemos los seres humanos son esas dos lágrimas de cabeza, y es lo que más debemos cuidar antes de caer en la pesadilla de la cual es desgarrador despertar.

Último impacto: ¿Podrá el corazón de otra persona iluminar el camino del ser perdido para que así este logre encontrar el suyo?

Creo que este disparo supo silenciarnos.

© 2019 Ximena Mora

  • YouTube
  • Pinterest
  • Instagram